Los préstamos sin papeleos de internet

Los préstamos sin papeleos a través de internet

Al encontrarse uno con escasez de capital, lo primero que piensa es en recurrir a un préstamo para salir de apuro en la situación actual; total, sabe que en unos días podrá devolver el monto prestado sin problemas.
Solicitarle un préstamo a un familiar o amigo, sería la forma más sencilla y rápida de disponer del dinero, ya que son préstamos sin requisitos formales. Pero… ¿qué ocurre si no se tiene ese amigo/familiar para salir de apuro? Lo lógico será recurrir al banco.
Ahora bien, conseguir un préstamo en un banco, demanda cumplir con muchos requisitos, y lo más importante, demanda tiempo (burocracia y espera en la respuesta)… y es exactamente lo que no se tiene…
Entonces, dada esta situación, existe una alternativa diferente: los préstamos sin nómina ni aval a través de internet.

Internet: el puente entre la oferta y la demanda

Al presentarse una determinada situación (problema o curiosidad), la primera tendencia es realizar una búsqueda a través de internet para encontrar respuestas. Para el caso puntual de este artículo, en donde lo que se busca es conseguir financiación lo más rápido posible, sin demoras y sin muchos requisitos, algunas de las palabras claves más usadas en los motores de búsqueda son:
· Préstamos sin garantías
· Préstamos sin créditos
· Préstamos sin nómina
· Préstamos sin veraz
· Etc.
Al realizar búsquedas utilizando esas palabras claves, uno podrá encontrarse que hay muchísimo resultados devueltos por el buscador. Esto se debe a que se trata de un problema actual que tiene mucha demanda; y, como es lógico, cuando hay demanda, el sector privado aparece con sus ofertas para satisfacerlas.

¿Bancos no, empresas privadas si?

No. No se trata de negro o blanco, ni tampoco cuál es mejor o peor. Se trata de encontrar la solución a la necesidad o problema actual.
Si lo que se desea es proyectar la construcción de una vivienda, o algún otro proyecto a largo plazo, lo recomendable sería recurrir a los bancos, ya que, el apuro por conseguir el dinero no es el problema de momento; además, se necesita una buena cantidad de capital para dicho propósito.
Lo que se necesita en este caso es conseguir financiación rápida, es decir, préstamos personales sin requisitos redundantes (o también, préstamos sin papeleos que ralentizan la gestión). Con este nuevo sistema a través de internet, es posible conseguir el dinero que se necesita el mismo día.

Requisitos básicos y consideraciones

Para tramitar estos préstamos sin aval, los requisitos básicos son:
· Ser mayor de edad (mayor de 18 años).

· Documento Nacional de Identidad (DNI).

· Disponer de una cuenta bancaria (pues, es donde la entidad prestamista depositará el dinero).
También, por supuesto, presentar alguna fuente de ingresos. Ojo, no hay que confundir esto con el recibo de sueldo que los bancos solicitan a menudo, sino de brindar alguna prueba de que se obtiene algún tipo de ingreso. Es totalmente algo lógico, ¿cómo uno devolverá un préstamo si no trabaja?
Finalmente, hay que tener las siguientes consideraciones:
· Los montos que se prestan son menores que los que se pueden solicitar en los bancos. Por consiguiente, los plazos de devolución también lo son.

· Las tasas de interés son un poco más elevadas que la de los bancos.
Estas dos consideraciones mencionadas, tienen absoluta lógica, ya que se trata de un tipo de préstamo diferente: un préstamo a corto plazo, con menores requisitos, y que satisface cierto tipo de necesidad. Hay que recordar que el que está del otro lado (el prestamista), también está asumiendo riesgos; un préstamo no es una obra de caridad, sino un negocio entre partes. Años atrás, conseguir préstamos rápidos sin aval era algo inexistente.

Los préstamos sin nómina ni aval actualmente son posibles de conseguir. Para toda demanda, siempre habrá una oferta por parte del sector privado.
No se trata de que los bancos son los “malos” y las empresas privadas los “buenos”, sino que cada entidad financiera satisface necesidades distintas. Para el largo plazo, es preferible recurrir a los bancos; para el corto plazo, a las plataformas online de internet.
Siempre hay que tener presente que un préstamo de dinero no es más que un negocio entre partes, y ambas partes buscan el beneficio propio. Los préstamos personales sin requisitos “molestos” tienen como clientes en general a personas con problemas de falta de liquidez en determinado momento.